Liu & Raftery (2021) ¿Porqué la ‘Ley Climática’ aprobada en España es insuficiente?

El pasado jueves 13 de Mayo, el Congreso Español aprobó la “Ley de Cambio Climático y Transición Energética”, nuestra primera ley climática. Podría pensarse que es motivo de esperanza. Igual que la creación de un Ministerio de Ciencia fue visto por muchos con ilusión, como una declaración de intenciones del (entonces) nuevo gobierno. Pero las intenciones solo alimentan la esperanza.

La votación de esta ‘Ley Climática’ ha contado con la abstención de Más País-Equo, la fuerza política que pretende encarnar la llamada ‘ola verde’ política que sacudirá Europa durante esta década entrante. Según su líder Íñigo Errejón, la razón de su abstención es, entre otros motivos—como es la pérdida de una oportunidad sin precedentes para modernizar nuestra economía—que los objetivos marcados son insuficientes para mitigar la amenaza del Cambio Global. En su Artículo 3 (1 a), la ley determina que las emisiones deberán reducirse para 2030 en un 23% respecto a 1990. Desde luego, es un valor que se encuentra muy por debajo del objetivo conjunto del 55% marcado el año pasado por la Unión Europea. Pero, ¿hay evidencias científicas para pensar que es insuficiente?

En su paper “ Country-based rate of emissions reductions should increase by 80% beyond nationally determined contributions to meet the 2 °C target” (doi: 10.1038/s43247-021-00097-8), Liu & Raftery (2021) evalúan cuales deberían ser los objetivos para 2030 si queremos cumplir con el Acuerdo de París.

Los Acuerdos del Clima de París, alcanzados por la comunidad internacional en 2015, y ratificados por la Unión Europea el año siguiente, establecen como principal objetivo mantener el aumento de la temperatura media global por debajo de los 2ºC, idealmente sin superar el 1.5ºC de incremento. Un estudio publicado en 2017 señalaba la baja verosimilitud de que los objetivos marcados en París pudiesen cumplirse, en base a las tendencias contemporáneas. Estimaron que la probabilidad de que la subida de la temperatura del planeta se mantuviese por debajo de los 2ºC era de tan solo 5% si las dinámicas socio-políticas seguían el curso que llevaban entonces. En base a ello, Liu & Raftery se preguntan qué deberían hacer los países para mantener los compromisos firmados en Paris, y comparan estas expectativas con lo que los países están haciendo realmente.

A diferencia de otros estudios publicados anteriormente, en los que científicos se basaron en su juicio de expertos para evaluar las medidas tomadas, Liu & Raftery presentan un análisis probabilístico. Para ello, realizan análisis estadísticos de las predicciones arrojadas por un modelo matemático predictivo. Acoplan un modelo climático de última generación con predicciones sobre el aumento poblacional, la actividad económica, y las emisiones equivalentes de carbono resultantes. Simulan las fluctuaciones del clima desde 1860 hasta el año 2300 bajo diferentes escenarios de actuación política. Las predicciones del modelo se basan, para cada país, en su declaración de objetivos para 2023, puesto que la mayoría de países fija un objetivo concreto para esa fecha .

Probabilidad de cumplir el acuerdo de París de los países Europeos en base a sus objetivos marcados para 2023, extraído de Liu & Raftery 2023.

Las predicciones arrojadas por el modelo no son muy esperanzadoras para los países de Europa occidental. Su modelo pone de manifiesto la enorme probabilidad de que los países no cumplan con los acuerdos de Paris, de seguir sus actuales planes. Por ejemplo, nuestro país vecino, Francia, tiene una probabilidad de cumplir el objetivo del acuerdo tan baja como 2%, y, sin embargo, se plantea un recorte del 40% de las emisiones para 2030 en su “Loi Énergie-Climat”, muy por encima del 23% al que aspira la Ley recientemente aprobada en el Congreso de los Diputados español.

Los autores concluyen que es enormemente improbable que la temperatura terrestre no pase de los 2ºC en 2100 si ello depende de la contribución que se plantea desde España con la nueva Ley del Clima.

Por desgracia, los autores no muestran los datos concretos desglosados por países, a excepción de algunos ejemplos. Sin embargo, establecen en general que será necesario incrementar nuestras ambiciones para 2030 en un 80% respecto a las establecidas. Con ello se lograría no sobrepasar los 2ºC de subida de las temperaturas medias globales con una probabilidad del 95%. En el caso de España, esto significaría pasar de un objetivo de 23% a, por lo menos, una reducción del 41% de nuestras emisiones para 2030. Y esto es tan solo para que sea improbable sobrepasar la línea roja de 2ºC. Lejos queda de ser suficiente para hacer alcanzable el óptimo acordado en Paris de 1.5ºC. Para que las chanzas de mantener la temperatura en el límite de +1.5ºC sean de la mitad, un fifty-fifty, el objetivo de nuestro país debería ser de al menos un 50% de reducción para 2030.

La ‘Ley Climática’ del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico no solo nos deja muy lejos de ser un país que lidere la transición verde en Europa. Con el objetivo planteado para 2030, la probabilidad de que cumplamos con el mínimo acuerdo de París es solo del 1%.

Publicado por Ciro Cabal

Soy ecólogo, investigador predoctoral en la Universidad de Princeton (New Jersey, US). Me interesa la ecología teórica de la vegetación, y las interacciones biofísicas entre plantas. También soy ecologista, pragmático más que extremista, pero muy preocupado por el Cambio Global y la poca concienciación social.

3 comentarios sobre “Liu & Raftery (2021) ¿Porqué la ‘Ley Climática’ aprobada en España es insuficiente?

    1. ¡Hola Fernando! Gracias por tu comentario.

      En efecto, los autores tienen en cuenta el crecimiento poblacional por países. Utilizan una predicción probabilística por países, basada en extender los modelos predictivos publicados por las Naciones Unidas para 1950-2015.

      Pero ten en cuenta que en el estudio por naciones no tratan de evaluar si cada estado es capaz o no de alcanzar el objetivo que el mismo se ha marcado para 2030. De hecho, asumen que todos los estados logran cumplir los objetivos que se marcan, y lo que evalúan es la probabilidad de que se cumpla el acuerdo de París bajo esa asunción. Si, por ejemplo, en España de aquí a 2030 se reduce mucho la población y debido a ello las emisiones se reducen mas del 23% marcado, entonces las probabilidades de cumplir mejoran. Pero si nos ceñimos al objetivo marcado por la Ley Climática, y todos los países se ciñen a sus respectivas leyes/objetivos climáticas/os, es muy improbable que no se superen los 2ºC de aumento de temperaturas a lo largo de este siglo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: