Booth et al (2020) #StopFakeRenewables

Esta misma mañana, más de 500 científicos de todo el mundo enviamos una carta a los principales líderes políticos. Bajo el hashtag “#StopFakeRenewables” (basta ya de falsas energías renovables), se ha lanzado esta campaña dirigida a pedir que se deje de utilizar la biomasa como alternativa a los combustibles fósiles.

El principal argumento en contra de los combustibles fósiles es que estos devuelven al ‘ciclo rápido’ un carbono que había quedado atrapado en la piedra (‘ciclo lento’).

El carbono en el ‘ciclo rápido’ se mueve entre la biosfera, la hidrosfera, y la atmósfera rápidamente. En el ‘ciclo lento’, el carbono queda atrapado en la corteza terrestre millones de años. La quema de biomasa corresponde a la flecha marcada con (1) del ciclo rápido. La quema de combustibles fósiles equivale a la flecha marcada con (2) del ciclo lento.

Siendo así, ¿no es mejor utilizar biomasa en lugar de carbón o petróleo?

La quema de biomasa devuelve a la atmósfera dióxido de carbono (CO2), pero, a diferencia de los combustibles fósiles, este CO2 estaba ya en ese ‘ciclo rápido’. Es decir, que volverá a ser captado por los árboles de nuevo, y lo podremos quemar de nuevo…, sin aumentar la cantidad de carbono total que hay en este ciclo.

Entonces, ¿porqué tantos científicos firman una carta en contra del uso de esta supuesta fuente de energía renovable?

Booth et al. (2020) dan respuesta a esta pregunta su paper* “It’s time to stop pretending burning forest biomass is carbon neutral” (doi: 10.1111/gcbb.12716)

Esta publicación es una repuesta a otro paper que se publicó recientemente en la misma revista, y que recomienda a los políticos europeos recompensar el manejo sostenible de sus bosques, con la finalidad de reducir el uso de energía fósiles. Sin embargo, Booth et al ponen de manifiesto que quienes hacen esta recomendación no tienen en cuenta todos los aspectos del ciclo del carbono.

Para empezar, esta recomendación asume que las emisiones debidas a la quema de combustibles vegetales son neutras, apoyándose en los argumentos del ‘ciclo rápido’. En su respuesta, Booth et al argumentan que lo realmente importa para medir el impacto de una acción sobre la atmósfera es el balance entre las emisiones netas de CO2 y la retirada de CO2 de la atmósfera. La quema de biomasa emite CO2, y las plantaciones forestales no pueden absorben ese CO2 a la misma velocidad.

Pero además de la emisiones de carbono debidas a la propia quema de la biomasa, hay otras que son ignoradas por los que abogan por el uso de biomasa. Algunas son emisiones extra de carbono que ya estaba en el ‘ciclo rápido’ pero que no forma parte de la madera quemada, como el CO2 emitido por los suelos tras las talas, debido a la descomposición de las raíces de los árboles. Otras son, de hecho, energías de combustible fósil que se utiliza para la quema de biomasa, como la combustión de diésel para calentar la biomasa .

Las energías fósiles son un grave problema, y deben evitarse a toda costa, pero existen otras fuentes de energía renovable mejor que la biomasa. Booth et al advierten que, según la Directiva Europea de Energías Renovables (UE 2018/2001), la incentivación del uso de biomasa se haría a expensas de reducir el desarrollo de otras energías limpias que sí tienen cero emisiones.

Y, todo esto, sin considerar muchos otros beneficios que tienen los bosques primarios en comparación con las explotaciones forestales, como por ejemplo su capacidad de albergar biodiversidad.

Hay que acabar con los combustibles fósiles. Pero la biomasa no debe ser la alternativa, a pesar de los planes de “descarbonización” de muchos países. Por ello, más de 500 científicos han firmado esta carta.

*Este paper es una nota al editor, sin embargo ha sido publicada en una revista científica y sometida a revisión por pares, por lo que tiene el mismo valor que cualquier otra publicación científica

Publicado por Ciro Cabal

Soy ecólogo, investigador predoctoral en la Universidad de Princeton (New Jersey, US). Me interesa la ecología teórica de la vegetación, y las interacciones biofísicas entre plantas. También soy ecologista, pragmático más que extremista, pero muy preocupado por el Cambio Global y la poca concienciación social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: